martes, 15 de septiembre de 2009

Ultimo adios a Patrick Swayze


El actor Patrick Swayze, protagonista de películas como «Dirty Dancing» (1987) o «Ghost» (1990) ha fallecido hoy en Los Ángeles a los 57 años víctima de un cáncer de páncreas que padecía desde comienzos de 2008.
Considerado uno de los galanes de Hollywood de la década pasada 90, el aspecto de Swayze se había deteriorado mucho durante este año después de un largo tiempo sometido a quimioterapia para ganarle la batalla al tumor. «Patrick Swayze murió hoy pacíficamente con su familia a su lado después de encarar los desafíos de su enfermedad durante los últimos 20 meses», ha dicho su representante, Annett Wolf.
La noticia del fallecimiento de Swayze causó conmoción de inmediato, algo que se sintió especialmente en internet y en redes sociales como Twitter, donde sus admiradores, entre ellos otros artistas, enviaron mensajes de condolencia. «Patrick Swayze D.E.P., mucho amor a su familia», ha dicho el cantante Ricky Martin. «Acabo de oír lo de Patrick... irreal... Lisa (su mujer) estoy aquí si me necesitas. Siempre me quedaré con mis recuerdos de Patrick, nos divertimos mucho juntos. Vuelve pronto Patrick, te necesitamos aquí en la Tierra», escribió la actriz Kirstie Alley, quien también fuera una estrella del cine en los 80 y 90. «Él siempre estará cerca», ha declarado a la revista People Whoopi Goldberg, su compañera de reparto en «Ghost». «Fue un hombre realmente bueno, un hombre divertido a quien le debo tanto que nunca podré compensarle», ha añadido. También tuvo palabras de aprecio Rob Lowe, con el que trabajó en «The Outsiders and Youngblood» (1983) «Fue un actor intenso, lleno de pasión y vigor. Definitivamente sacaba el máximo de ello y vivió cien vidas en una», ha manifestado Lowe.

Un carácter que Swayze quiso contagiar en su pugna con el cáncer de páncreas, a pesar de que la tasa de supervivencia para este tipo de enfermedad es tan solo del 5 por ciento, e incluso cuando algunos medios sensacionalistas ya le ponían un pie en la tumba. «Estoy luchando», dijo en diciembre, si bien reconoció sentirse vulnerable ante un futuro poco alentador. «Hay mucho miedo. Sí, estoy asustado, enfadado y me pregunto, ¿por qué yo?», ha comentado Swayze en una entrevista de televisión que concedió en enero en EEUU, en la que indicó que las estadísticas le daban en el mejor de los casos cinco años de vida, aunque 2 «era más probable».
El actor dio a conocer su situación en marzo de 2008, dos meses después de recibir el diagnóstico, en un comunicado en el que afirmaba ser «uno de los pocos afortunados que está respondiendo bien al tratamiento del cáncer de páncreas». Sus períodos de convalecencia no le impidieron trabajar y en mayo salió al mercado directamente en DVD su última película como actor, «Powder Blue», mientras que en julio se estrenó en los cines de EEUU «(500) Days of Summer», filme para el que escribió e interpretó la canción «She's Like the Wind». En 2008 había compaginado las sesiones de quimioterapia con el papel protagonista en la serie de televisión «The Beast», donde interpretó al agente del FBI Charles Barker.
Ese programa se grabó durante cinco meses en Chicago mientras el actor recibía una droga experimental contra el cáncer y continuaba con las radiaciones. Nombrado en 1991 el hombre más «sexy» del mundo por la revista People, Swayze conquistó a una generación con sus bailes en «Dirty Dancing» y su relación imposible con Demi Moore en «Ghost», filmes que le valieron dos candidaturas a los Globos de Oro. La tercera nominación le llegó con «To Wong Foo Thanks for Everything» (1995). Entre sus títulos conocidos también se encuentra «Point Break» (1991). Le sobrevive su esposa Lisa, con quien no tuvo hijos.
Descanse en paz.

No hay comentarios: