GIMMICKS.TAN IMPORTANTE ES SABER HACER UNA PELÍCULA COMO SABER VENDERLA.

Por Jesús Bernal

Pregunta.¿Para que sirve el cine?.Respuesta,para entretener.Vale.De acuerdo.También se puede usar para denunciar una serie de hechos,transmitir ideas y culturizar al personal,pero por encima de todo esto,nunca ha de perder ese espíritu de atracción de barraca de feria que tenía en sus inicios cuando los hermanos Lumiere lo idearon hace ya ciento y pocos años.

Este concepto tiene que mantenerse vivo siempre en el interior de cada película.Esto es lo que tenía en mente William Castle,(1914-1977),cuando decidió meterse en el negocio de hacer películas.Siempre decía que había que arrancar del sillón de su casa a cada posible espectador y ofrecerle con cada film algo que la televisión y las otras películas no les podían dar.

Su desbordante imaginación,un sentido del humor capaz de transformar el funeral de tu tío abuelo en una despedida de soltero,y un gran olfato para los buenos negocios,le llevó a idear un nuevo sistema para promocionar sus trabajos.Una especie de triquiñuelas publicitarias o trucos con gancho que sirvieron para atraer al personal hacia la taquilla.Este invento fue bautizado con el nombre de Gimmick.Sin saberlo,acababa de entrar en la historia del cine de género.

Castle comienza en el mundo del cine realizando toda clase de tareas para la Columbia Pictures,hasta que en el año 1943 se le ofrece la posibilidad de dirigir su primer film Change of a life time.Una tarde,en compañía de Rob White,escritor de cine y Tv,se metió en un cine en le que se proyectaba Las Diabólicas de Henry Clouzot.Después del visionado decidió volcarse en la realización de cine de terror y suspense.

La primera de las películas de esta nueva dirección fue Macabre,(1958),que marcó el debut de los gimmicks.Procedamos a continuación a comentar una a una las películas de Castle que incluyeron tan cachondos truquillos publicitarios.

Macabre.1957.

Para su primera película de terror,filmada en nueve días con un coste total de 90.000 dólares,se le ocurrió algo totalmente novedoso.Pensó que un buen reclamo sería poner una serie de anuncios en radio y prensa que avisara a los posibles espectadores para que no acudieran a ver el film si tenían algún tipo de dolencia cardiaca.Pero esto no fue todo.También prometió lo siguiente.Si alguien fallecía durante la proyección debido a lo terrorífico de sus imágenes,se indemnizaría a su familia con la cantidad 1.000 dólares.Tal y como lo leeis.Al comienzo de la película se avisaba a los asistentes que durante todo el metraje estarían asegurados por esta cantidad en el caso de morir de miedo.Este seguro fue realmente contratado con la compañía Lloyd´s of London.El público mordió el anzuelo.Nadie hablaba de los logros cinematográficos ni de la calidad artística de Macabre,pero eso si,todo el mundo estaba ansioso por ver la película del seguro de vida.

A parte de todo esto Mr. Castle pagó páginas en los periódicos para colocar pólizas falsas,réplicas gigantes de la auténtica póliza se colgaron en las marquesinas de los cines,y ordenó colocar en el vestíbulo de varios de las salas donde se proyectaba la película un equipo sanitario de dudosa procedencia,formado por una enfermera y un doctor de pega,que hacían guardia por si acaso alguien sufría alguna lipotimia,desmayo o desvanecimiento.

Por si esto fuera poco,en esos mismos cines,aparcados en la misma puerta una ambulancia y un coche fúnebre esperaban para trasladar a algún espectador al hospital... ¡o al cementerio más cercano!.

Una vez estrenada,la Warner Bros llegó a usar el mismo gimmick en una de sus películas.Castle se enteró de esto y no dudo en denunciarlos..El equipo jurídico del estudio,una vez efectuada la denuncia,le ofreció comprar Macabre al precio que había costado filmarla.Gran estafa.Su realización había resultado bastante económica y llevaba recaudados un buen montón de pasta.Viendo que los de la Warner lo querían timar,Castle mantuvo en sus trece en la muy celebrada tradición cinematográfica de Don Erre que Erre versión Paco Martínez Soria,y consiguió que la major no usara su gimmick.

House of haunted hill.1958.

Película adscrita al género de casas encantadas,en la que el mítico Vincent Price,interpreta a un excéntrico millonario,(¿acaso no los son todos?),que reúne a cinco personas,las cuales no se conocen entre si en una más que tétrica casaza en la cual se cometieron unas brutales carnicerías.

El millonetis ofrece a los invitados,que sufren graves problemas económicos,el siguiente juego.Si permanecen en la casa desde las doce de la noche a la mañana siguiente,se llevan 10.000 dólares.Esperad un minuto.¿Cinco tipos que no se conocen deben permanecer en una casa incomunicados del mundo exterior un tiempo estipulado para ganar una suma de dinero?.Sin saberlo,el guionista Rob White había inventado...

 ¡¡¡Gran hermano!!!. Esta es una de las películas más populares de Castle,y uno de los papeles más recordados de Vincent Price,el cual casi fue eclipsado por el nuevo gimmick,el Emergo.Cuando el presunto esqueleto del multimillonario Frederick Loren,(Price),hacía acto de presencia en pantalla emergiendo de una fosa llena de ácido sulfúrico,un gran esqueleto sacado de una gran caja negra cerca de la pantalla y sujeto con unos cables al techo,volaba por encima de las cabezas de los espectadores.

Cuarenta y dos años más tarde,la productora Dark Castle Entertainment realizó un remake que a ratos parecía un videoclip de Marilyn Manson.Para desgracia de todo el mundo,esta vez no llegó a aparecer ningún esqueleto en la sala de cine.

The tingler.1959.

Esta es la película de la cual Castle se sentía más satisfecho.Aquí el gimmick estaba implícito en la trama y  jugaba con la complicidad del espectador.Rodada en en blanco y negro y con algún inserto en color rojo,contó de nuevo con Vincent Price.Aquí encarna al Dr. Warren Chaplin,un científico que hace un gran descubrimiento.Cuando una persona es sometida a un estado de terror extremo,en la zona lumbar de su columna vertebral se forma un extraño parásito parecido a un cienpiés hiperalimentado.Vamos,que el bicho es la materialización del miedo y puede hacer trizas el espinazo de un ser humano.¿Qué medicamento neutraliza y elimina este bicho?.Ninguno.No existe.La única manera de matarlo es gritando  desaforadamente.


Para experimentar con este parásito decide contratar a una paciente muda.Ya es mala leche coger como conejillo de indias a una chica que no puede hablar,y menos gritar. En un momento del film,el bichejo es

 extirpado de la espalda de la fémina,y va a parar a un cine, concretamente a la cabina del  proyeccionista.Y aquí es donde entraba el nuevo juguete de Castle,el Percepto.Consistía en la instalación de unos pequeños artilugios parecidos a unos motorcillos colocados en los respaldos de las butacas,que al ser manipulados por los operarios de la sala vibraban,mientras en pantalla se paseaba el Tingler por el cine.En ese mismo instante,Price apagaba las luces y anunciaba;"Por favor,griten para salvar sus vidas.El Tingler anda suelto en la sala".

13 Ghosts.1960.

Con su nuevo film,Castle presentó un gimmick que puede que no fuera tan espectacular como los anteriores pero permitía usarlo en cualquier cine.El Percepto y el Emergo requerían de una instalación previa en el interior de la sala,mientras que es nuevo truco podía levarse a cualquier cine del país. En esta ocasión el

 artilugio llevó el nombre de Illusion-O,y consistía en hacer entrega a cada espectador unas gafas de 3-D,(con sus tradicionales trozos de papel de celofán rojo y azul),las llamadas Ghost-wiever o Visor de fantasmas,las cuales permitían poder ver a las apariciones a los que aludía el título del film.



Cuando los fantasmas salían en pantalla,había que ponerse las gafas para verlos.El mismo Castle,al que le entusiasmaba realizar cameos y pequeñas apariciones en películas propias y ajenas,enseña a usarlas al principio del 13 Ghosts.Asimismo,a medida que avanza el metraje y los espectros van apareciendo,un cartelillo sobreimpresionado en pantalla avisa de cuando ponerselas.

Mr. Sardonicus.1961

El Sardonicus del título es un tipo que tiene una horrible desfiguración en su cara.Como si de el Joker de los tebeos de Batman se tratase,Mr. Sardonicus tiene una histrionisa,irónica,exagerada sonrisa imposible de borrar provocada por la visión del putrefacto cadáver de su padre.Esta premisa argumental está inspirada en la obra Víctor Hugo,El hombre que ríe.Aquí,el público decidía teóricamente el destino correría el de la



 sonrisa,que oculto con una máscara,trataba por todos los medios posibles a su alcance ser curado,llegando hasta a matar por ello.Esto se hacía por medio de unas tarjetas fluorescentes con el dibujo de una mano con el pulgar estirado,que a modo de romano Circus Máximus,los espectadores levantaban para salvar o condenarlo.A esto se le llamó Punishment pool. Se supone que se debió filmar dos finales,pero todo lleva a pensar que solo llegó a hacer uno,aquel en el que Sardonicus era condenado.

Homicidal.1961.

En 1960,Alfred Hitchcock,en su película Psycho,nos mostró las andanzas de un joven Anthony  Perkins  dominado por su madre,incluso después de que esta haya fallecido y permanezca momificada sentada en una silla en el sótano del Motel Bates.A raíz del éxito de uno de sus filmes más

 conocidos,surgieron una serie de thrillers inspirados más o menos en Psicosis.Uno de ellos es Homicidal. Para este film,Castle inventó "La pausa del miedo" o Fright Break.Cuando la actriz Patricia Breslin está a punto de encontrarse cara a cara con el chalado de turno,William aparece en pantalla y avisa de que tenemos 45 segundos para decidir si tenemos el valor necesario para afrontar un aterrador y sorpresivo final.Dicho esto,un reloj  sobreimpresionado a un lado de la pantalla hace la cuenta atrás mientras la chica avanza hacia donde le espera psicópata.

A partir de 1961,Castle un poco harto de que lo críticos dijeran que sus películas se les quitaba el Gimmick,se quedaban en meras peliculillas de serie B,dejó de lado los trucos,pero eso si,las imaginativas triquiñuelas publicitarias continuaron en algún film más.No era gimmicks propiamente dichos pero siguió creando imaginativas ideas comerciales.

Por ejemplo en Zotz!,(1962),no había truco sino un obsequio promocional para el espectador.La película trataba sobre un profesor de un colegio que posee una moneda mágica que tiene un gran poder sobre la gente si decía Zotz! mientras señalaba a alguien.El regalo era precisamente dicha moneda.En 13 Frightened girls,(1963),organizó un concurso para elegir a las trece chicas del título.Cada jovencita seleccionada,pasaría formar parte del reparto,recibiría 3000 dólares,estancia totalmente pagada en hoteles vete tu a saber de que tipo,y vestuario a la moda cortesía del Sr. Castle.

En I saw what you did,(1965),un par de quinceañeras con mucho tiempo libre y ganas de guasa,se dedican a hacer bromas telefónicas a números llamados al azar.Al personal y le van diciendo "Se lo que hiciste".De manera casual,llaman a un tipo que acaba de asesinar a su esposa al que también le sueltan la frasecita.A partir de aquí,imaginad que el auténtico asesino no va a dejar escapar  a estas chavalas.

Castle dio un número de teléfono donde la gente llamaba y una voz grabada le animaba a ver el

 film.La campaña publicitaria generó un aluvión de bromazos,por lo que la compañía Mama Bell, lo amenazaron con iniciar contra él acciones legales. Inmediatamente improvisó un nuevo truco,consistente en colocar unos cinturones de seguridad en las tres últimas filas de los cines,para contener a los espectadores cuando no pudieran más y el miedo les inundara al ver la película.

Joan Crawford fue el mayor gimmick de Strait-jacket,(1969).Aquí interpretaba a una mujer la cual sale de un manicomio después de estar varios años en una habitación acolchada por haberse cargado a su marido y a su correspondiente amante con un hacha.Para esta ocasión,Castle repartió hachas ensangrentadas de cartón entre todos los espectadores.



En la actualidad,con tanto blockbuster veraniego y navideño de visionar y tirar,¿no podrían ser sus campañas publicitarias,como mínimo originales?.¿Se han perdido para siempre las técnicas de marketing de antaño?.¿Hay alguien que sigue los pasos que este hombre de espectáculo usó para promocionar películas?.

Me temo que nadie.



Comentarios

Entradas populares