martes, 27 de enero de 2009

"The leguend of King Kong"

El camino que recorre, en muchas ocasiones, un largometraje desde que se crea un primer esbozo del argumento asta que llega en latas a la sala de proyección en cualquier pantalla de cine, es muy duro y en numerosas ocasiones nunca ven la luz. Hoy existe un mercado videográfico, mayormente de serie B y subproductos Z, que logran colarse en los video clubes y dan salida a muchos films que en la pantalla grande serian una autentica ruina financiera para su productora. Pero no siempre fue así. En las estanterías de muchas productoras descansan, acumulando polvo y siendo victimas del más injusto olvido, proyectos alucinantes. Los sueños he ilusiones de algún director o guionista que nunca lograron ver la luz por alguna desavenencia. Desacuerdos a ultima hora que echan ha perder un año de trabajo. “MONSTER WORLD” se sumerge entre esas estanterías en busca del cine mas extraño y perdido en el limbo del vago recuerdo. Acompáñanos en esta búsqueda imposible. Objetivo:


“CELULOIDE MALDITO”…HOY:“THE LEGUEND OF KING KONG”Desde una de las playas de la isla calavera escribe David García


Uno de los diseños preliminares de Jim Danfort

Mucho antes de que Peter Jackson nos deleitara nuevamente con su multimillonario y espectacular versión digitalizada de nuestro querido King Kong, existió un mimado y acariciado proyecto que dormirá por siempre en las cajas del celuloide maldito. Nos referimos a “The legend of King Kong”. Para encontrar los orígenes de esta producción debemos remontarnos asta 1961, fecha en la cual Willis O’Brien, creador de los efectos especiales de “ King Kong” y pionero en el sistema “Stop motion”, estuvo apunto de desarrollar una fantástica historia para la cual invirtió horas y horas de laborioso trabajo en diseño de criaturas y dibujos de producción. Se titularía “King Kong vs. Frankenstein” y los dibujos de O’Brien fue lo único que queda de aquel sueño. Nunca supo como acabaría su historia tras su muerte el 8 de noviembre de 1962 a los 76 años. Lo cierto es que parte del argumento ideado por O’Brien fue expoliado sin pudor por Daniel O’Sea, directivo de la R.K.O, productora dueña de los derechos del personaje, y el productor Joe Beck quien consiguió sacar financiación de Japón ,mas enconcreto de la Toho, para terminar filmando “King Kong vs. Godcilla”( 1963-Inoshiro Honda y Thomas Montgomery en su versión USA). La película no guarda ninguna referencia con el original, todo lo lejos dé pretender ser una segunda parte como ideo O’Brien, sirviendo mas bien un mero vehículo para lucimiento de la estrella de la casa Japonesa, el lagarto gigante con halitosis radioactiva Godcilla, quedando en un segundo plano un ridículo y cómico King Kong. Los derechos de distribución y explotación fueron adquiridos por la todopoderosa Universal, la cual no se percata del vencimiento del contrato que exhumaba a los ocho años y es aquí donde comienzan los problemas.


"Story-board" de la cinta

Nos encontramos en 1975 y aparece en escena el productor Italiano Dino Delaurentis anunciando a bombo y platillo un lujoso y espectacular remake de la mítica “King Kong” para la cual ha adquirido los derechos de la original. La Universal se hace eco del revuelo y estudiando las cláusulas de su contrato con la R.K.O por los derechos del personaje, decide dar pistoletazo anunciando otra gran superproducción . El gran remake del clásico “King Kong” por la Universal. Claro esta, Delaurentis no se quedaría con los brazos cruzados y puso en marcha a su gabinete de abogados para aclarar las cosas. La Universal lógicamente hizo lo mismo y el careo entre ambas partes duro mas de un año. Mientras tanto la preproducción de cada película seguía su rumbo, cuando el panorama se aclaro Delaurentis y Paramount estaban trabajando arduamente en su revisión del clásico de 1933 , mientras que la Universal se encontraba en fase de pre-producción de su versión basada en la novela de Edward Wallace, Merian C.Cooper y Delos W.Lovelace. Entonces el acuerdo llego a su fin:cada productora realizaría su película …pero la Universal no estrenaría su versión asta 18 meses después del estreno de la Paramount. La cosa se puso muy fea para la casa de todos los monstruos clásicos.


El maestro Willis O'Brien, creador visual del primer King Kong

No obstante la Paramount cedió extensos y lucrativos derechos de distribución. Derechos que como mínimo servirían para solventar los gastos de producción del remake Universal. Pero 18 meses son muchos meses para la industria del cine. Las semanas empezaron a pasar y no se reanudaron nuevos trabajos, los técnicos se descolgaron del proyecto y él carpetazo al film llego sin sorprender a nadie.

“The legend of King Kong” barajo los nombres más talentosos en su apartado técnico y artístico de la época:


-Joseph Sargent, uno de los más talentosos directores bajo nomina de la Universal, seria contratado para dirigir el remake.


-Jim Danforht, especialista en el arte de los efectos especiales “stop motion”, digno sucesor del maestro Ray Harryhausen y creador de las antidiluvianas criaturas del film Hammer “Cuando los dinosaurios dominaban la tierra” (1966-Val Cuest).


-Albert Withlock, creador de efectos visuales especialista en “Matte paintings”, pinturas de decorados sobre vidrio y transparencias. Jefe de la sección de FX de la Universal y autor de los efectos de “Los pájaros”(1963, Alfred Hitchcock), “Terremoto”(1974-Marck Robsom) o “Hinderburg”(1975-Robert Wise) entre cientos más. Seria en encargado de mostrar el fantástico mundo de la isla calavera.


-Bo Goldman, guionista encargado de trasladar la novela original de Wallace, Cooper y Lovelace. Nunca llego ha terminarlo definitivamente pero si realizo un primer borrador.


-Max Steiner, creador de la música original de King Kong, estuvo a punto de ser colaborador póstumo si la Universal hubiera comprado los derechos de la partitura como tenían planeado.


-Peter Falk, él por entonces televisivo , gracias a su papel de “Colombo”, Peter Falk fue el principal actor seleccionado para encarnar al perspicaz Carl Denham.


-Robert Redfort, fue tentado he incluso se llego ha interesar por el papel de Jack Driscoll,figura romántica y héroe del relato.Al final resulto que Redfort no estaba disponible y Nick Nolte, de actualidad por su reciente éxito televisivo “Hombre rico, hombre pobre”, fue una segunda opción totalmente disponible en cuanto acabara el rodaje de “Abismo” de Peter Benchley.


-Susan Blakely, co-protagonista junto a Nolte de la mencionada serie “Hombre rico, hombre pobre”y de reciente estrellato gracias a la superproducción “El coloso en llamas” de Irwin Allen, fue la seleccionada para interpretar a la novia de Kong, Ann Darrow.


“The legend of king kong” hubiera significado la tercera película Universal estrenada con la exclusiva tecnología “Sensorround”,que havia sido instalada en un numero selecto de salas para amplificar ciertos segmentos de la banda sonora de una película y acentuar la sensación del publico, para que así pudieran sentirse participantes de lo que estaban viendo.


La ambientación seria la misma que en la película original, los años 30. Kong lucharía con las bestias prehistóricas de la Skull island aunque, debido a problemas legales, las criaturas deberían ser diferentes a la del original. Nuevas ideas fueron añadidas a la trama como la exploración de la tribu que construyo el gran muro que retiene a Kong. Muro que fue construido en los angares de la Universal en Junio y demolidos en Julio.

De cualquier manera, con todos estos artistas y todas estas buenas ideas,la cosa que la coronaria como una buena sucesora del Kong original, hubiera sido la animación con “Stop-motion”.

Según palabras de Danfort “…la original es muy bien conocida y esta muy bien hecha, cualquier remake va ha sufrir comparaciones con el original. Yo tenia ideas propias que quería llevar ha cabo. Pero si el remake iba ha ser echo, y alguien iba a tener que ocuparse de ello, pensé que ese debía de ser yo.” Y ciertamente no le faltaba razón. La animación de Danfort , con inusuales planos de cámara y dedicación exhaustiva , lo convirtieron en todo un maestro de la técnica de animación imagen por imagen , perteneciente a la generación de finales de los 60 y principios de los 70 que se especializaron en este sistema de donde surgieron David Allen, Phill Tilpet, Doug Beswiht o Denis Muren.

El creo nuevas criaturas para Kong. Un Triclonius para remplazar al Tyrannosurus rex,un gigantesco insecto halado para sustituir al Elasmosaurus y el Arsinoitheriun en sustitución del Estegosaurio. También diseño los escenarios, pinto los storyboards y empezó a concretar los futuros planos de animación para el film.

Tristemente la producción se paralizo y ya nadie volvió a hablar de “THE LEGEND OF KING KONG”…la película estaba muertadurmiendo para siempre en el limbo del celuloide maldito.

3 comentarios:

Hermanos Encinas dijo...

Genial Entrada.

No conocía este posible trabajo de Danforth, una lástima ciertamente.

Anónimo dijo...

hola
enhorabuena por el articulo
aunque creo que la idea de hacer legend of king kong fue de la hammer films, y al no poderse hacer, se hizo "hace un millon de años" con rachel wells
creo que se cancelo por los derechos ya que la toho los teniay luego se volvio a la carga cuando se enteraron q los queria comprar de laurentiis
saludos!!

Javier G. Romero dijo...

Como lo prometido es deuda, David, aquí estoy desde mi blog www.expedientequatermass.blogspot.com, y no puedo sino felicitarte por este estupendo artículo, lleno de interesante información. ¡Enhorabuena!
Y respecto al comentario anterior, sí es cierto que uno de los proyectos que Hammer tenía previstos para mediados de los años 60 era una nueva versión de King Kong, cuyos efectos especiales iban a estar a cargo del gran Ray Harryhausen. Pero RKO se negaba a vender los derechos para un remake, ofreciendo sólo la posibilidad de filmar secuelas, algo a lo que la Toho sí se avino con “King Kong contra Godzilla” (1962) y “King Kong se escapa” (1967). Hammer, sin embargo, no lo vio tan claro como los japoneses y desistió, a pesar de haber rodado ya algunas secuencias de prueba (que, curiosamente, serían usadas tiempo después en un spot televisivo de Volkswagen). El propio Harryhausen en diversas entrevistas comentaba que no veía a la Hammer preparada para acometer una nueva versión de King Kong, básicamente por cuestiones de presupuesto, por lo que se alegró de la cancelación de ese rodaje en favor de “Hace un millón de años” (1966).