SE FUE KARL MALDEN


Karl Malden, actor clásico del Hollywood de la edad dorada, falleció ayer en Los Ángeles a los 97 años. Poseedor de un rostro inolvidable, con una nariz característica que por fortuna nunca se operó, Malden es recordado sobre todo por títulos como «Un tranvía llamado deseo» (obra que ya interpretó en Broadway y que le valió un Oscar como mejor actor de reparto en 1951), «La ley del silencio» (por la que también fue candidato, de nuevo junto a Marlon Brando), «Baby Doll», «Yo confieso», «El hombre de Alcatraz», «El rey del juego» y «Patton».
De madre checa y padre serbio, Mladen George Sekulovich poseía una sólida formación teatral y una gran presencia sobre las tablas y ante la cámara, aunque su falta de atractivo físico lo condenó a figurar demasiadas veces como actor secundario. Al menos, a los 22 años se cambió el nombre, aunque le quedó la costumbre de utilizar su apellido, Sekulovich, como recurrente «morcilla» en diálogos de sus películas, obras y series de televisión.
Precisamente, en este medio también tuvo papeles memorables y, de hecho, le debe gran parte de su fama al teniente Mike Stone, al que dio vida durante cinco temporadas en «Las calles de San Francisco» (1972-1977), al lado de un jovencísimo Michael Douglas. También contribuyó a su enorme popularidad el hecho de que fuera el rostro de American Express durante 21 años. En 1988 fue elegido presidente de la Academia de Hollywood, cargo que ocupó durante un lustro.
Fuente: www.abc.es

Comentarios

Entradas populares