viernes, 19 de diciembre de 2008

Monster world archivos: Entrevista a Ray Harryhausen

Hoy recuperamos desde los archivos de Monster world la entrevista realizada en exclusiva al maestro del stop motion Ray Harryhausen y publicada originalmente en el numero 5 del fanzine. Su realización fue gracias a la presentación en Madrid de la tercera edición del Festival de Estepona en 2003, donde Ray fue Homenajeado.

Espero que os guste.

Ray harryhausen king of the monsters

Charlando con el maestro


Monsterworld: ¿Eres una de las mas importantes estrellas de la historia del cine, cual es tu secreto?

Ray harryhaysen: El secreto está, en que las películas que hacíamos eran diferentes, las estrellas no eran los actores, eran las criaturas que creábamos para nuestras películas de fantasía. Cuando era pequeño y veía las películas italianas de Hércules, nunca se veían a las criaturas fantásticas, solo a los actores. Sin embargo la mitología griega estaba llena de esas criaturas, el cíclope, el centauro........., mi sueño era poner a todas esas criaturas en la pantalla.


Mw: ¿Conociste a Ray Bradbury?

h: Le conocí en el 38, teníamos un interés mutuo en los dinosaurios. Queríamos haber colaborado mas a menudo, pero solo pudimos hacerlo en “The beast of 20.000 phathoms” (El monstruo de tiempos remotos, 1953)


Mw: Todas tus creaciones tienen alma.

Rh: Oh!!, os habéis dado cuenta.


Mw: si, es algo que se nota en todas tus criaturas. ¿Cómo lo consigues?

Rh: Bueno es difícil de decir, es mi manera de ver las cosas. Cuando ves el trabajo de Willis O´brien en King Kong te das cuenta que realmente tiene alma, aunque sabes que es un muñeco pequeño animado, percibes algo mágico. Si ves la serie “Caminando entre dinosaurios” los animales parecen muy reales, es casi como un documental, nosotros mezclábamos esos animales con personajes reales. En mis anteriores películas había destrozado varias ciudades, y era muy monótono, quería hacer algo nuevo, por eso empecé con las películas de Simbad, en ellas podía enfrentar al protagonista con todo tipo de criaturas fantásticas, como con esqueletos, a diferencia de James Bond, Simbad es un personaje de leyenda, y por eso no resulta extraño enfrentarle con esas criaturas.


Ray Harryhausen y David Garcia momentos antes de la entrevista

Mw: ¿Fuiste una de las peores pesadillas de los políticos de la Casa Blanca?

Rh: Si, como dije antes destrocé Washington, San Francisco y Conney Island. Pero todo lo que destruí fue reconstruido. (risas)


Mw: Todas tus criaturas parece que no quieren morir, y sufren una dura y lenta agonía.

Rh: Claro, cuando estas rodeado de llamas no te estas riendo. En “The valley of Gwangi” (El valle de Gwangi,1969), hicimos que la criatura muriera en la iglesia como metáfora de la lucha entre el bien y el mal. Intentamos tocar el subconsciente colectivo.


Mw: ¿La música es muy importante en tus películas?

Rh: Si, lo es.

Mw: ¿Participas en la creación de la música?

Rh: Me di cuenta de la importancia de la música viendo King Kong, hay una música de Wagner que consigue hacer que las cosas parezcan mas grandes que la vida. Intentábamos trabajar con músicos como Bernard Hermman, que se involucraban mucho en el proyecto. Nunca les decíamos como debía ser la música, únicamente les indicábamos donde iba a ir. En nuestras películas, que son básicamente de acción, no podíamos apoyarnos tanto en los diálogos, por eso la música es tan importante.

Mw: ¿Has rodado varias veces en España?.

Rh: Si, he hecho seis películas aquí.


Mw: ¿Por qué?.

Rh: Bueno, cuando ruedas en Hollywood solo tienes el Gran Cañón, Malibu Beach y miles de tejados con antenas. Por tanto, cuando rodamos “The seventh voyage of Simbad” (Simbad y la princesa, 1958) en Sant Feliú era todo muy diferente, y nos dimos cuenta que España tenia sitios con mucho potencial para rodar. Sitios como Antequera, Torrente en Mallorca, son parajes que encajan perfectamente con las películas de fantasía.


Mw: ¿Qué tal el trabajo con el equipo español?

Rh: Eran maravillosos, gente como Fernando González y Gil Parrondo eran unos directores artísticos estupendos, creaban unos escenarios muy buenos, y había muy buena armonía con ellos. Nosotros trajimos a Will K. Cooper y el resto era equipo español.

Mw: Ahora una cuestión un poco mas personal. ¿Cuál es tu creación favorita?

Rh: No puedo tener favoritos. Si tuviese que destacar alguno me quedo con los esqueletos y con Medusa. Medusa con sus serpientes en la cabeza y el cuerpo tan reptil que le hicimos lleno de escamas, parece que ha calado hondo en la gente. Yo creo que di una versión muy diferente de esta criatura.


Mw: ¿Tienes hijos?

Rh: Si una hija.


Mw: ¿Y nietos?

Rh: No, somos poca familia.


Mw: Pero, ¿Has tenido alguna vez un encargo de una figura especial o algún juguete?

Rh: No me imagino a los niños meciéndose en la cama con una Medusa de peluche.



Mw: ¿Sabes si hay algún paleontólogo entre tus fans?

Rh: Hay dos catedráticos en Canadá que me escribieron una carta y me dijeron que decidieron dedicarse a la paleontología tras ver “One million years B.C” (Hace un millón de años, 1966) y ahora llevan un museo. Me alegra saber que nuestras películas además de entretener han cambiado vidas. Cuando estoy en convenciones, se suelen acercar familias de tres generaciones en las que los padres han ido enseñando mis películas a sus hijos sucesivamente. Me gusta saber que mis películas han hecho pensar a la gente sobre el pasado y la fantasía.


Mw: ¿Qué te parece que los personajes de “Monstruos S.A” vayan a un restaurante con tu nombre?

Rh: Ah si. Era un restaurante de sushi. Es un guiño para fans.



Mw: ¿Te lo preguntaron antes?

Rh: No. Fue una agradable sorpresa. Estoy pensando en abrir un restaurante aprovechando el momento. (Risas).


Mw: ¿Qué piensas del merchandising que se ha hecho de tus creaciones?

Rh: Ójala hubiese sido tan buen hombre de negocios como lo ha sido George Lucas, estaba tan metido en las películas que olvidé el tema económico. Todos los derechos de mis monstruos están en manos de productoras, aun así de vez en cuando me llega un poquito de dinero. Pero si hubiese sido mas cuidadoso en el pasado ahora sería un playboy rico en la Riviera francesa. (risas).


Mw: ¿qué opinas de al utilización de la Stop-motion hoy en día?

Rh: Me gusto mucho como se utilizó en “Chiken`s run”, creo que hicieron un trabajo maravilloso y demostró lo que la Stop –motion es capaz de hacer.

Mw: ¿Rodabas tus propias escenas, no?

Rh: Si. Además lo que mucha gente no sabe es que colaboraba en los guiones y en los Story-boards de las películas. De hecho escribí el guión de “Twenty millions miles to earth, 1957”, aunque el merito fue de otros. En aquella época yo era una persona muy modesta, y eso es insultante para Hollywood. Hoy en día ya he perdido la modestia.

Mw: ¿Qué opinas sobre las tecnologías actuales?

Rh: Es increíble, nunca pensé que se pudiesen hacer modelos tridimensionales tan creíbles. Pero la stop-motion da a la fantasía la apariencia de un sueño, tu sabes que no es real, pero parece real, si la fantasía parece demasiado real, estas matando la esencia de la fantasía.

3 comentarios:

Dr.Chainsaw dijo...

Tremenda entrevista! Este hombre es un puñetero maestro!

La abadía de Berzano dijo...

Impagable esta entrevista con uno de los más grandes del fantástico. ¡Que envidia!

Hermanos Encinas dijo...

Que cabronazo! Que suerte tienes!!

Feliz Navidad amigo de los monstruos!