Hasta siempre maestro.


Ayer me llamo Julio Sari sobre las 6 de la tarde al móvil. Lo note algo sobresaltado y con la voz entrecortada. “Hay malas noticias...” me dijo con un tono triste, “Ha muerto Ray”...la noticia me llego como un mazazo, si bien es cierto que la avanzada edad del maestro del Stop- motion auguraba  un triste desenlace de un momento a otro, también es cierto que su vitalidad y siempre disposición borraban cualquier pensamiento  de este tipo. Finalmente Ray Harryhausen nos dejo ayer por la mañana. Con el desaparece el ultimo vestigio de una forma de hacer cine artesanal, de crear la magia que nos transporta mas allá de nuestros propios sueños. El mundo de la fantasía  se queda huérfano y llora la perdida de uno de los creadores que mas inspiración ha sembrado en generaciones de grandes cineastas como Steven Spielberg, Joe Dante, John Landis, James Cameron o Guillermo del Toro. Personalmente no es fácil escribir estas lineas, como un flash-back me vienen a la memoria mi primer encuentro con Ray en Madrid en 2003, durante la presentación de la semana de cine fantástico y de terror de Estepona donde se le rindió homenaje. En una sala de espera me encontraba con mi esposa, mi amigo Frank y su mujer Elena. Yo nervioso como un niño vi venir tras una puerta a Ray acercándose hacia la sala donde estábamos esperado ha que alguien apareciera. Un “hola” en mi torpe Ingles rompió el hielo y, ayudado por Frank que si controlaba el idioma, me presente y comenzamos una grata charla. Me sorprendió su mano cuando la estrecho con la miá...unas manos enormes! Y lo primero que le dije fue "thank you very much for your work" Enseguida le presente la maqueta del número 5 de “Monster World” ,dedicado a la ciencia ficcion USA años 50 en cuya portada de Julio aparecia el Ymir, la criatura del lago negro y el mutante de Metaluna, y se puso a ojearlo. Pasando las hojas se detuvo en una fotografía de la sección “Galeria de monstruos ridículos” pronunciando entre carcajadas un sonado... ho my god ... ridiculous!  !!  era la fotografiá del pajarraco gigante de “Giant Claw”...todos acompañemos el gesto de Ray.  Poco después comenzo a aparecer el personal de la organización de Estepona, Julio Peces, el director, y su equipo. El gran Paul Naschy y su encantadora esposa Elvira, los dibujantes Carlos Jimenez y Alfonso Azpiri. Llego el momento de las presentaciones y las fotografiás y...como buen mitomano los autógrafos. Fue un día inolvidable. Por fin se había cumplido un sueño, conocer en persona a quien tantos buenos ratos pase disfrutando de mundos fantásticos y maravillosas aventuras. Conseguimos una entrevista en exclusiva y Ray me facilito una tarjeta extraída de su propia cartera que corrigió a bolígrafo, pues el teléfono era antiguo, con su dirección en Londres. También nos presento a su encantadora esposa Diana y, tras la presentación, Ray y la organización se disponieron a  marcharse para comer. Pude escuchar alto y claro como Ray exclamaba “Paella!...” debía de ser su comida preferida en España. Fue una gran pena que aquella primera fotografia con Ray me la desvelase del carrete mi hija mayor, entonces con apenas 3 años, pero por lo menos queda el video de aquel memorable encuentro. Tres años despues volvi a ver a Ray acompañado con Julio Sari en la edicion de aquel año en Animadrid (Pozuelo de Alarcon) donde se le rindio homenaje. Fue maravillos.  Recuerdos invorrables que siempre quedaran grabados en mi memoria. En realiadad Ray no se ha marchado, permanecera imborrable en nuestra memoria, como su cine, com sus “Hijos” como a el le gustaba decir. Gracias Ray, nunca te olvidaremos. 

Comentarios

Antonio Saz ha dicho que…
vaya lujo y vaya delicia el haber podido conocer a un icono máximo, un tipo revolucionario, artesano y artista.... individual, laborioso.... hoy en el Heraldo de Aragón le dedican 5 líneas.... vaya país éste. Un saludo
Jesús Bernal ha dicho que…
¡Momento histórico el que viviste y que capturo tu cámara!.Comparto en el Necronomicón con tu permiso.

Entradas populares