miércoles, 9 de enero de 2013

Ha fallecido Patty Shepard.


Una triste noticia ha irrumpido esta mañana en la red, muchos de los grandes medios informativos y blogs especializados se han hecho eco del fallecimiento de uno de los rostros mas populares y reconocibles de nuestro cine y en particular del genero fantástico. El pasado día 3 de Enero a los 67 años dejaba de latir el corazón de Patty Shepard, una de las grandes damas de nuestro cine fantástico  a consecuencia de un infarto, según citan fuentes cercanas a la familia.
Nacida en Greenville (Carolina del sur) en 1945, Shepard cursaría estudios de filosofía y letras en nuestro país donde llego con tan solo 18 años, instalándose en Torrejón de Ardoz (Madrid) donde estaba destinado su padre,oficial de la base aérea Norteamericana. Su peculiar y enigmática belleza llama la atención del mundo de la publicidad y es contratada para protagonizar diferentes campañas allanando su camino hacia el mundo de la interpretación  Su entrada en el mundo del cine  Pedro Lazaga en un pequeño papel para la comedia "La ciudad no es para mi", este seria el principio de una carrera marcada especialmente por su papel en "La noche de Walpurgis" ( León Klymovsky -1971) donde interpretaría a la sangrienta condesa Wandesa Párvula de Nadasdy. Su condición dentro del cine de genero se prolongaría a través de títulos hoy míticos como "El monte de las brujas" (Raul Artigot- 1972), "El asesino esta entre los trece" (Javier Aguirre-1973), "La tumba de la isla maldita" (Julio Salvador-1973), "El refugio del miedo"(José Ulloa-1974), "Escalofrió diabólico" (George Martin-1971) o "Sumario sangriento de la pequeña Estefania" (Tonino Valerii-1972). A principios de los 80 decide retirarse del mundo del cine momentáneamente para reaparecer poco después de la mano de Juan Piquer Simón  en la sangrienta  "Slags, muerte viscosa" (1988) y en el díptico producido por José Frade para el director José Ramón Larraz "Descanse en piezas(1987) y "Al filo del hacha"(1988) siendo esta su ultima interpretación. Desde entonces su retiro fue de los mas sepulcral. Retirada de la vida profesional y publica, nunca volvió a conceder entrevistas ni se supo de una fotografía suya actual. Casada con el también actor Manuel de Blas, sus problemas de salud la mantuvieron recluida a vistas de los cientos de admiradores que querían saber de ella. Hoy nos queda su perpetuo recuerdo y su encantadora mirada congelada en los fotogramas de aquellos títulos hoy imperecederos.

Descanse en paz.

No hay comentarios: